Skip to content
staking

Staking vs Hodl: ¿Cuáles son sus diferencias?

El mercado de las criptomonedas se configura actualmente como uno de los más rentables para aquellas personas que quieran obtener ingresos pasivos. Ya no sólo hablamos de una o dos maneras de generar beneficios económicos, sino que a medida que se expande este mercado, sus posibilidades crecen simultáneamente.

La industria cripto ha cambiado por completo el concepto de invertir. Su accesibilidad, su efectividad y su seguridad se han convertido en elementos clave para la atracción de nuevos prospectos a este mercado.

Entre las prácticas más rentables para sacar beneficios económicos en el mundo cripto nos encontramos con dos muy importantes: el HODL y el Staking.

¿Quieres conocer cómo funcionan y cuáles son las grandes diferencias de estos dos métodos?

Te lo contamos todo aquí.

¿Qué es el HODL?

El término "HODL" se originó en el popular foro de Bitcointalk en 2013. Un usuario con el alias de GameKyuubi escribió un mensaje en el que se quejaba de las fluctuaciones del precio de Bitcoin después de una fuerte caída del precio de la criptomoneda, en el que decía que iba a mantener o hacer "HODLING" de sus Bitcoins, en vez de venderlos. El texto claramente incluía un error gramatical, pues utilizaba la forma incorrecta del verbo "HOLDING", que significa mantener o conservar algo.

El mensaje se convirtió en un meme y el término "HODL" se empezó a utilizar a menudo para referirse a la actitud de un inversor de Bitcoin de mantener sus tokens a largo plazo, a pesar de las fluctuaciones del mercado.

De esta manera, HODL se convierte en un término que se empieza a utilizar en el mundo de las criptomonedas para referirse a la acción de mantener una posición en un activo digital o en una moneda virtual, a pesar de las fluctuaciones del mercado.

Para muchos inversores en criptomonedas, HODL es una estrategia a largo plazo, en la que se confía en que el precio de las monedas virtuales subirá a medida que aumenta la adopción y el uso de estas monedas.

Así, podemos definir el holding de criptomonedas como una estrategia de inversión a largo plazo que se centra en la compra y mantenimiento de criptomonedas en una cartera digital o wallet. El objetivo del holding es generar ganancias a través de la revalorización de los activos que mantengas guardados en la cartera, así como de los ingresos derivados de la explotación de las criptomonedas, como los dividendos o intereses.

Esta estrategia ha demostrado ser una de las más seguras y rentables a la hora de obtener beneficios económicos.

¿Qué es el staking?

El staking criptomonedas se refiere al proceso mediante el cual se pueden obtener ganancias extras al comprar y mantener bloqueadas tus criptomonedas en una wallet. De esta forma, se pueden obtener intereses por el simple hecho de mantener tus monedas en una cartera segura.

A primera vista puede parecer un proceso muy similar al del holding, pero en este caso los saldos están bloqueados y el inversor no puede usarlos libremente, para que así pueda recibir un determinado interés anual por esta práctica.

El staking también puede ser utilizado para validar transacciones en una variedad de sistemas, como lo podemos ver en el Proof of Authority (PoA), Proof of Stake (PoS) o Delegated Proof of Stake (DPoS). Esto se hace mediante el proceso de validar las transacciones en la cadena de bloques, lo que se conoce como "minería por delegación".

Para hacer staking, primero necesitas comprar los tokens de la criptomoneda que deseas obtener beneficios. Luego, necesitas depositar estos tokens en la cartera de criptomonedas específica para el staking. Esto le dará a la cartera de criptomonedas la capacidad de usar tus tokens para validar las transacciones en la cadena de bloques de la criptomoneda. A cambio de esto, la wallet te recompensará con una pequeña cantidad de la criptomoneda con la que estás haciendo staking. 

Diferencias entre el HODL y el staking

Aunque ambos métodos pueden parecer lo mismo, el staking y el holding tienen diversos aspectos que diferencian a un método de otro. Sin embargo, ambos comparten el mismo fin: obtener beneficios económicos a largo plazo.

La diferencia principal entre ambas prácticas es la manera en la que se consiguen estos beneficios, el proceso.

 

HODL

STAKING


El holding se aprovecha de la revaloración de las criptomonedas para obtener beneficios. Es decir, de la subida del precio de las criptomonedas que tienen en su cartera para generar un rendimiento económico.

El staking tiene como objetivo aumentar el número de criptomonedas que se mantienen en la cartera para que así sumen mayor valor para el usuario. Para sumar el valor de estos activos usualmente se aprovechan de mecanismos de recompensas que mantienen esas criptomonedas bloqueadas dentro de un sistema.

Esta estrategia se centra en obtener rendimiento económico muy a largo plazo. Algunos holders han llegado a mantener sus activos en sus carteras por más de 5 años.

Aunque el staking también es un método a largo plazo, si lo comparamos con el holding se puede considerar una estrategia a corto plazo.

Las carteras de los holders son usualmente más seguras, porque hacen uso de monederos full wallet o monederos completamente seguros en los que tienen el control total de sus activos.

En el staking, los inversores no siempre pueden tener el control absoluto de sus activos. Esto se debe a que el staking sólo es posible si se realiza usando una wallet en caliente que no siempre garantiza ese control absoluto.


El HODL es una estrategia bastante simple, que no plantea utilizar muchas alternativas para conseguir los resultados esperados.

El método del staking tiene una gran variedad de opciones para aplicarlo. Según la opción que el inversor elija, puede considerarse mejor o peor por otros inversores.

El riesgo que conlleva hacer holding es bastante pequeño comparado con el del método staking. 

Debido a que el usuario no siempre va a tener el control absoluto de su cartera, esto puede conllevar ciertos riesgos como el robo de los fondos o ser hackeado.

En el holding el impacto de retención de criptomonedas es menor y los beneficios disminuyen. Se retiene la movilización de las criptomonedas, por lo que se disminuye el beneficio económico del activo.


En el staking el impacto de retención es mayor, pero se obtienen más recompensas.

 

Conclusión

Holdear criptomonedas y hacer staking son dos de los métodos más rentables para obtener beneficios económicos a través de la inversión de criptomonedas. Estos métodos están ofreciendo soluciones a uno de los principales problemas del mercado cripto: la volatilidad de los precios.

Métodos como la compra y venta de criptomonedas están dejando paso a otros que muchos expertos pueden considerar el futuro de la economía. ¿Y tú? ¿Te atreves?

Síguenos en Xperiend para descubrir todas las posibilidades del mundo cripto.

Contacta con nosotros