Skip to content
Una gráfica sube con el tiempo en la pantalla de un portatil

Qué es el staking y cuáles son sus ventajas

El staking está ganando cada vez más adeptos en el mundo de la inversión. No solo representa una alternativa más simple a la hora de invertir en criptomonedas, sino una oportunidad clave para ganar rentabilidad. Pero ¿por qué es tan atractiva para los inversores?

La respuesta la descubrirás en las siguientes líneas. No te preocupes si es la primera vez que escuchas hablar de este concepto, en este artículo explicamos qué es el staking, cómo funciona y cuáles son sus ventajas. ¿Nos acompañas?

¿Qué es el staking?

El proceso de staking consiste en adquirir criptomonedas y mantenerlas bloqueadas en un monedero digital. El objetivo es recibir ganancias o recompensas haciendo algo muy sencillo: mantener tus fondos dentro de una billetera para contribuir con el respaldo de la red. Es un proceso muy parecido al HODL, pero con la diferencia de que el staking mantiene bloqueados los saldos. 

Te estarás preguntando cómo funciona este proceso. Sigue leyendo, porque es precisamente lo que vamos a desvelar en el siguiente apartado. 

Cómo funciona el staking: 4 claves 

Para entender el funcionamiento del staking, es necesario conocer todo el proceso en profundidad, así que presta mucha atención a los siguientes detalles:

  1. Prueba de Participación o Proof of Stake (PoS)

¿Recuerdas que la tecnología blockchain es la base de las criptomonedas? Pues bien, cada criptomoneda tiene su propia cadena de bloques para realizar los registros de las transacciones. Y aunque todas coinciden en validar las operaciones de la red en consenso, cada blockchain cuenta con un protocolo. Por ejemplo, el de Bitcoin es la Prueba de Trabajo (PoW) para la minería de bloques, un proceso que consume mucha energía. 

Otras monedas, sin embargo, usan mecanismos diferentes, como la Prueba de Participación (PoS). Esta alternativa usa las criptomonedas almacenadas para verificar las transacciones dentro de la cadena. Por ello, el staking es una modalidad de inversión directamente relacionada con las cadenas que operan con este protocolo de consenso.

  1. El staking en el protocolo de consenso PoS

Los nodos cumplen la función de validadores de los bloques generados. Su elección se lleva a cabo de forma aleatoria, dando mayor probabilidad a quienes cumplen unos requisitos, como el número de criptomonedas o el tiempo de participación en la blockchain. Se motiva a los usuarios con el fin de mantener sus fondos dentro de una billetera y contribuir al respaldo de la red. Por último, obtienen ganancias por ello. 

  1. Criptomonedas populares con protocolo de consenso PoS

Algunas de las criptomonedas más usadas para poner en práctica el staking son: NEO (GAS), una plataforma orientada a la creación de contratos inteligentes; Algorand (ALGO), que tiene como objetivo mejorar la escalabilidad y la seguridad de su red usando PoS; Stellar (XLM), muy útil para transacciones transfronterizas; BitDAO (BIT), con el foco puesto en la economía descentralizada y tokenizada; Ethereum 2.0 (ETH), el segundo proveedor de monedas virtuales más popular del mundo después de Bitcoin; y Polygon (MATIC), una moneda única creada con el objetivo de escalar y mejorar las características de Ethereum. Pero no son las únicas, hay muchas más. 

  1. Tipos de staking

Existen maneras diferentes de poner en práctica esta modalidad de inversión, coincidiendo con los tipos de staking. Te contamos cuáles son:

  • Proveedores. Ofrece un servicio orientado a los usuarios de monedas para hacer staking, pero el retorno depende mucho de las comisiones que estos cobran. Por tanto, el porcentaje de ganancias es mucho menor que si se hace desde una sola plataforma. 
  • Grupos. Agrupaciones de usuarios unen fuerzas para aumentar sus posibilidades como nodos o validadores. Para ello, reúne todos sus fondos y divide las recompensas obtenidas entre todos los participantes de forma equivalente a la aportación inicial de cada uno.
  • Cold. Significa hacer staking desde una billetera fuera de línea. En la mayoría de casos, se utiliza un monedero de hardware. Las cadenas de bloques que permiten este tipo de staking apoyan a los usuarios en el momento de mantener sus criptomonedas en el mundo offline. Sin duda, este proceso incrementa la seguridad. 

Aunque seguramente ya tengas claros algunos beneficios del staking, en el siguiente apartado te explicaremos más detenidamente las ventajas de hacerlo.

Las ventajas del staking

Cuando te planteas invertir en criptomonedas, existen múltiples factores que deberías tener en cuenta. El protocolo de consenso que hemos definido en este apartado es uno de ellos, sobre todo, si te planteas hacer staking con criptomonedas. Este proceso requiere almacenar fondos en un wallet digital y mantenerlos para respaldar la validación de transacciones en blockchains con PoS. 

Como era de esperar, este proceso conlleva una serie de ventajas para el usuario:

  • Aumenta la seguridad y la eficiencia de las blockchain que utilizan el protocolo de participación (PoS).
  • Mayor estabilidad, ya que las ganancias con este protocolo son mucho más estables que con el proceso de minería PoW.
  • No necesita ningún equipo adicional para su funcionamiento, por lo que reduce la necesidad de invertir en equipos especializados.
  • Mantiene una gran cantidad de criptomonedas en stake, lo que aumenta la probabilidad de ser elegido como validador y evita su devaluación con el paso del tiempo.
  • Incrementa las ganancias cada vez que se valida una transacción en la blockchain.

Y para todos:

  • Reduce los efectos sobre el medioambiente, al contrario de lo que sucede con la minería.

El proceso de comprar criptomonedas y almacenarlas puede ser muy atractivo, pero es importante saber que no debemos esperar grandes recompensas. La mayoría de los inconvenientes del staking no son desfavorables, pero hay que tenerlos en mente para sopesar si nos compensa o no.

Conclusiones

Los ingresos pasivos son el top de la libertad financiera. Lo cierto es que las criptomonedas han traído numerosas oportunidades para conseguirla. Y el staking es una de ellas. 

Solo necesitas adquirir una moneda virtual que te permita hacer este proceso y utilizar un monedero digital. Una vez tengas las criptomonedas almacenadas, podrás obtener recompensas. Parece sencillo, pero queremos que tengas en cuenta algunos detalles.

Ya sabes qué es el staking, cómo funciona y cuáles son sus ventajas. Pero te falta lo más importante. Saber elegir la criptomoneda. Cualquiera que sea tu objetivo, no olvides realizar siempre tu propia investigación y optar por activos con proyección de futuro. Recuerda también que cada día nacen y mueren numerosos proyectos, lo que acarrea enormes pérdidas de dinero. Por eso, te recomendamos consultar todas tus dudas con profesionales del sector. En Xperiend, podemos ayudarte a resolverlas sin compromiso.